Cambio de armario de invierno a primavera

Cambio de armario de invierno a primavera

0
Compartir

Aunque nos dé mucha pereza, la primavera ya ha llegado, y éste es el momento de hacer el temido cambio de armario de invierno a primavera. Ordenar el armario, revisar las prendas que ya no usamos, guardar la ropa de abrigo que ya no nos pondremos hasta la vuelta del frío… Lo sé, es un trabajo duro, pero si lo haces poco a poco durante varios días, puede incluso llegar a ser divertido.

Mi propuesta es hacer el cambio durante 7 días, dedicando sólo unos minutos cada día a un grupo de prendas o complementos, y así no tener que perder un día completo, sino hacerlo poco a poco. ¿Estás preparada para el cambio de armario? ¡Sigue leyendo, y después ponte manos a la obra!

Cambio de armario en 7 días

Día 1. Abrigos y chaquetas

Cambio de armario de abrigos

Lo primero que vamos a dejar de usa esta primavera es la ropa de abrigo, así que será nuestro primer paso. Saca todos los abrigos y chaquetas gorditas de tu armario, deshazte de aquellos que ya no usas o crees que no usarás la próxima temporada (no vale la pena que ocupen sitio en el armario), lava los que puedas en la lavadora y lleva a la tintorería los que estén sucios pero tengan que lavarse en seco. Antes de guardarlos debes estar segura de que está bien limpios, ya que cuando vuelvas a sacarlos el próximo invierno, seguirán sucios, y será mucho más difícil limpiarlos.

Mételos en cajas bien cerradas, o si no tienes hueco para las cajas, ponlos colgados en bolsas especiales para la ropa, de forma que queden bien protegidos.

Por hoy hemos terminado. ¿Has visto qué gran hueco queda en el armario? ¡La de vestidos de primavera y verano nuevos que pueden ocuparlo!

Día 2. Vaqueros y pantalones

Vaqueros

Otras de las grandes odiseas del cambio de armario; para unas porque tenemos demasiado pantalones, y para otras porque tememos ese momento de deshacernos de los que ya no usamos porque no nos quedan bien.

Es el momento de probarse todos los pantalones de tu armario, los que te queden bien, se quedarán para la próxima temporada, pero si has engordado, adelgazado, los pantalones ya no te sientan tan genial como antes, o si simplemente ese modelo ha dejado de gustarte o está demasiado roto como para seguir usándolo, es hora de darles salida. A la basura, o regálaselos a alguien que pueda usarlos.

No tengas miedo de quitar todos los vaqueros que ya no te gustan, siempre puedes renovarlos y comprar nuevos, que esa temporada hay unos pantalones preciosos en todas las tiendas.

Día 3. Camisetas y jerséis

Camisetas

Hoy llega uno de los días más duros, ya que camisetas y prendas superiores tenemos todas las chicas cientos y cientos en el armario. Pero si quieres hacer un cambio de armario en condiciones, es hora también de quitar las de invierno que no vamos a usar en primavera-verano, y de tirar las que ya no usemos.

Sácalas todas del armario, y haz una criba sobre la cama. Cuando tengas seleccionadas las camisetas con las que te vas a quedar, dóblalas bien, y ordénalas según colores, texturas, o de la forma que luego te sea más fácil para localizarlas dentro del armario. Muchas veces creemos que no tenemos nada que ponernos porque no tenemos un armario ordenado dónde poder ver de un primer vistazo todo lo que contiene, por eso es importante mantener un orden.

Día 4. Ropa de noche y de fiesta

Ropa de noche

La ropa de noche la dejamos para hoy, y puede llevarnos poco tiempo, o si eres una chica a la que le gusta salir y tiene muchos eventos, quizás tengas más cantidad para ordenar.

De la misma forma, vamos a sacarla toda del armario, seleccionar la que ya no usamos, y de un vistazo, detectar qué tipo de prendas nos pueden faltar para tener un buen fondo de armario de fiesta. Quizás un vestido, una blusa, una camiseta sexy… aprovecha esta temporada, o en las próximas rebajas para renovarla, ¡es la oportunidad perfecta!

Día 5. Zapatos

Cambio de armario de zapatos de invierno

Los zapatos de invierno ocupan mucho espacio, así que un paso muy importante del cambio de armario es guardarlos. Descarta los que estás demasiado gastados, los que ya no te gustan, y quédate sólo con los que crees que seguirás usando el próximo invierno.

Guárdalos bien protegidos en cajas, y verás qué alivio al notar que el espacio es nuestro armario es mucho más grande cuando no tenemos todas las botas y botines por el medio.

Día 6. Bolsos

Bolsos

Hoy nos dedicaremos a los bolsos; es hora de sacar todos los bolsos, eliminar los que tenemos repetidos, quedarnos con los que seguiremos usando, y ver cuáles son los que vamos a usar esta primavera o los que son totalmente de invierno y podemos guardar junto con los zapatos.

Quédate sólo con los imprescindibles, si están rotos, es hora de aprovechar en las rebajas para renovarlos, pero no conserves demasiado bolsos, porque se puede convertir en una odisea.

Día 7. Abalorios y resto de complementos

Complementos

Y por último, quizás la parte más divertida, porque es hora de hacer el cambio de armario en nuestros complementos, porque también tenemos accesorios más típicos del invierno que no vamos a usar esta primavera.

Guarda las bufandas, los guantes, los sombreros abrigados, los collares demasiado grandes y con colores más apagados, porque en primavera vamos a sacar más pulseras de colores, collares de flores, fulares finitos, y todo esos detalles que le dan más vida a nuestro look en los días soleados que llegan.

Hoy es el último día del cambio de armario, y como habrás podido comprobar, tampoco ha sido para tanto. ¡Lo hemos logrado! Y ahora podemos empezar a llenar nuestro armario con la preciosa ropa de temporada que tenemos ya en tiendas para esta primavera-verano.

No hay comentarios

Dejar una respuesta