5 consejos para hacer la maleta si viajas en invierno

5 consejos para hacer la maleta si viajas en invierno

0
Compartir

Sin duda, lo que más cuesta de un viaje no es hacer la maleta, sino tener que deshacerla al volver. Por eso debes pensar cuidadosamente en qué llevar, especialmente si se trata de un viaje en invierno, pues la indumentaria suele ocupar más espacio. En estas ocasiones debes ser práctico y no exagerar tratando de ser precavido.

Para que eso no te ocurra, recopilamos cinco consejos para hacer tu maleta sin dejar nada por fuera y a la vez viajar ligero. Y ahora que se avecina el break de invierno y que sabes lo fácil que es preparar la maleta, es el momento ideal para revisar las ofertas de fin de semana en Expedia, donde encontrarás muchas opciones para disfrutar en pareja, con familia o amigos.

Consejos para hacer la maleta si viajas en invierno

Cuenta los días

Calcula cuántas piezas de ropa llevar con base en la cantidad de días que te quedarás. Ten en cuenta la posibilidad de no tener dónde lavar tu ropa hasta que regreses a casa, pero no temas repetir atuendo, especialmente si se trata de abrigos y accesorios para el frío.

Empaca lo esencial

Paraguas, un par de gorros, un par de guantes, bufanda, un abrigo, botas para lluvia/nieve, bálsamo para labios, protector solar, etc. En cuanto a la ropa, escoge piezas de colores neutros para hacer más y mejores combinaciones. Los documentos deben ir siempre en tu equipaje de mano.

como hacer la maleta para el invierno

Consulta el tiempo

No te fíes en que se mantendrá el mismo clima que ha habido durante días anteriores en tu lugar de destino; es necesario tomar previsiones para saber qué cosas en específico llevar. Si por algún motivo las dejas en casa, asegúrate de que puedas comprarlas donde te encuentres.

Enrolla la ropa

Al doblarla, ocupa más volumen que si la enrollas. También puedes introducir los calcetines, ropa interior y artículos pequeños dentro de los zapatos, para aprovechar todo el espacio posible dentro de la maleta.

Revisión final

Una vez que hayas juntado todo lo que debes llevar, haz una autocrítica y evalúa si realmente utilizarás todo lo que está dentro. Deshazte de todos los “por si acaso” que encuentres, es decir, haz la maleta pensando que estás deshaciéndola y si al ver algo te preguntas “¿para qué llevé esto?”, déjalo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta